Piel de curtición vegetal

El proceso de curtición vegetal 100%, es aquel que se realiza de la manera más natural y respetuosa, como antaño. Sin necesidad de utilizar productos químicos para abaratar costes. Una de las principales características de la piel de curtición vegetal, es que sus poros, quedan abiertos haciendo que el paso del tiempo cree una preciosa pátina personal sobre la misma. Gracias a este respetuoso proceso, la piel consigue unas cualidades extraordinarias impensables en la curtición al cromo. El proceso de nuestra piel de curtición vegetal se realiza de manera tradicional y puramente artesanal.

Utilizamos diferentes taninos naturales que provienen de algunas plantas como la Acacia o el Quebracho. Les damos uso en forma de cortezas, ramas, hojas e incluso en algunos casos, el propio fruto. Las fórmulas centenarias que indican la cantidad que hay que utilizar de cada tanino, es el secreto mejor guardado por nuestros curtidores artesanos. Es un secreto que pasa de generación en generación. El proceso de la piel de curtición vegetal, dura entre uno y dos meses si es una curtición 100% vegetal, como la nuestra. Más del 95% de los productos que hay en el mercado están curtidos con cromo y otros productos químicos, los cuales acortan los procesos de curtición a un día. De esta manera, se abaratan costes, se acortan tiempos, pero también se mata la transpiración natural de la piel. A continuación detallamos las fases del proceso de la piel de curtición vegetal:

Curtido de las pieles

Una vez las pieles llegan a la tanería, son introducidas en unas barricas de madera gigantes donde se mezclan con agua y los diferentes taninos naturales. Después de unas tres semanas en esta solución natural, las pieles han absorbido todos los taninos y ya están listas para el proceso de secado.

Secado

Para lograr una piel de curtición vegetal de máxima calidad, el proceso de secado se debe hacer siempre de manera natural, con la propia corriente generada en los secaderos situados en la montaña.

Este proceso depende de la época del año, pero siempre se procura que el secado sea lo más gradual posible, nunca de manera brusca. Una vez secas las pieles, se dividen en dos mitades y se llevan a rebaje, donde se reduce el grosor de la piel y se unifica.

Tintes y aceites vegetales, cera de abeja y abrillantado

Las pieles recién curtidas son como lienzos en blanco. Están listas para teñirse con los colores naturales e intensos que ofrecen los diferentes taninos vegetales. Una vez teñidas, se les aplican diferentes capas de aceites vegetales y de cera de abeja, la cual ayuda a proteger la piel de curtición vegetal, del paso del tiempo y a su vez la acondiciona.

Tras este paso, las pieles vuelven de nuevo a la etapa de secado. Estamos llegando al final del proceso, en pocos días estarán listas para el último paso, donde se da una última capa de cera y en algunos casos, abrillantándo la piel con un vidrio especial. Cuando la piel está lista, se enrrolla y se envía a nuestra fábrica de Ubrique.

¿Por qué utilizar piel de curtición vegetal?

Las diferencias tanto en los procesos, como en el producto final son importantes. El más conocido y controvertido método de curtición, debido a su uso generalizado por la industria de la moda, es la curtición al cromo. Al utilizar sales de cromo, muy perjudiciales para los humanos y para el medio ambiente, se provoca que los poros de la piel se cierren, consiguiendo una apariencia similar al plástico y poco natural. A pesar de todas estas desventajas que comentamos, la industria de la curtición al cromo, acapara más del 95% de la producción mundial de piel, principalmente por ser procesos más rápidos, más baratos y con menos necesidad de buena materia prima. Por supuesto, los procesos son tremendamente más sencillos y requieren de un menor know-how.

En Café somos unos apasionados de la materia prima respetuosa y de calidad. De ahí que siempre nos hayamos decantado por utilizar exquisita piel de curtición vegetal 100% natural. Nos olvidamos del sobrecoste, en beneficio de ser una empresa sostenible. Nuestras pieles son únicas, pues no existe una exactamente igual que la otra. Los colores son siempre naturales. Con el paso del tiempo, sus distintas tonalidades van cogiendo una increíble pátina personal, gracias a mantener los poros abiertos.

Además, gracias a curtición respetuosa, la piel de curtición vegetal tiene una vida útil muy superior a la curtición al cromo. Por muchas explicaciones que demos todavía no sabemos trasmitir rigurosamente los valores de nuestra piel, pues hay que tocarla, olerla y en definitiva, sentirla. Aun así no desitimos y trabajamos para representar nuestra piel a través de la pantalla que nos lees lo más fielmente posible.

Envíos gratis en España. | Pedidos superiores a 60€.

Updating…
  • No hay productos en el carrito.